NANO GONZÁLEZ: “HA VALIDO LA PENA SER CANTOR”

Conversamos con este rancagüino que, en un 2020 complejo para muchos, ha podido desarrollar nuevas canciones y, por ello, dice, no esta apurado en tocar. A punta de proyectos y de un negocio de venta de instrumentos musicales y accesorios, ha podido enfrentar de buena manera los vaivenes de los tiempos de pandemia.

A los 11 años su madre le regaló su primera guitarra, y si bien la perdió en una “diferencia de opiniones” con sus hermanos, desde entonces nunca supo de separación alguna del más popular instrumento de cuerdas.

Autodidacta, cantor (lo prefiere a cantautor que le sabe demasiado rimbombante) y músico de la ciudad de Rancagua de Chile, como lo define su perfil de Facebook (https://www.facebook.com/nanogonzalez76), Nano González ha sabido navegar por la época de la pandemia y salir a flote a punta de proyectos y reinvención.

Ha sido parte de agrupaciones como “Antu-Huara” (un 1 de mayo de 1993 con esta agrupación reconoce el año como su inicio artístico), donde desarrolló dos discos llamados “Por el camino e´tierra” y “Se Vende”; y también de la banda denominada Treftrefunk en donde participó en el disco “En pleno movimiento”. 

No fue hasta el 2005 que inicia su carrera musical como solista, compartiendo escenario con artistas de renombre nacional e internacional (como Jorge Drexler, Inti-Illimani, Los Jaivas, entre otros); en el año 2014 edita primer disco solista llamado “Collage Urbano”, teniendo excelente aceptación de parte del público; en 2015 recibe una invitación para participar en el “Beijing Chaoyang International Spring Carnival ”, junto a delegaciones del Perú, Grecia, Rusia, China, Holanda, entre otros países.

“LA PANDEMIA ME HIZO UN POCO BIEN”

– ¿Cómo es ser cantor en época de pandemia?

Como todo el mundo ha sido reinventarse un poco. Alguna vez vendí instrumentos por internet y se me ocurrió invertir un poco y he estado en eso también. Por ejemplo, micrófonos, atriles y me ha ido bastante bien, no para hacerse millonario, pero he podido subsistir. De hecho, hay gente de Santiago que me compra. Me he dedicado a buscar y encontrar picadas y vender cosas con algo de utilidad.

– Antes de la Pandemia estabas con la administración del restaurante El Viejo Rancagua (en Estado con Gamero) ¿Qué tal la experiencia?

Con la Sole (su actual pareja), logré hacer cosas entretenidas. Con Osvaldo, un amigo músico, me dijo hagamos un festival de jazz al aire libre (en febrero de este año) y con Gabriel Barahona que trabaja en audio, que se puso con los equipos, lo concretamos. Se contactaron los músicos, conseguimos los permisos pertinentes para poder tocar al aire libre en el paseo Estado y fue un hito para el local el festival que duró una jornada.

– En el verano estaba aún muy álgido lo de las protestas sociales, ¿No tuvieron problemas cuando realizaron el festival?

La gente que sale a protestar es buena gente, siempre tuvieron respeto al local, de hecho alguna noches habían barricadas y llegó carabineros, ahí los muchachos decían: ¡Vámonos que hay gente acá en el Viejo! Y se iban y no hacían desmanes por ahí. Una de las pocas paredes que no se rayaron, fueron las del Viejo Rancagua.

– ¿Hiciste tocatas on line durante la pandemia?

Lo hice en un principio y estuvo muy bueno, lo pasé bien, aunque era super extraño cantarle a una cámara, pero con el tiempo me acostumbré a eso. Las primeras veces estuvo bastante bien en público y aportes, pero después se masificó y como que comenzó a bajar los aportes y el rating (risas).

Luego de eso salieron algunos fondos del Consejo de la Cultura; del Teatro (Conversarte) donde hice cápsulas de canciones al igual que varios músicos locales. 

El teatro se ganó un Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), e hicimos una cápsula que aún no sale, que eran 3 canciones con el pintor Lito Mille (se distribuirá por las redes del Teatro Regional de Rancagua próximamente).

También en este tiempo hice unos videoclips con un fondo del Consejo de la Cultura, e hicimos tres con Arturo Vargas, un audiovisualista de Machalí (https://www.youtube.com/watch?v=tRqTxSX5eGA ) 

– ¿Qué tal la experiencia de grabar tu música con un pintor?

Hicimos 3 canciones mías con dos músicos que son el Manu P Espinoza que toca piano y Jorge Mariangel en la batería. Son tres temas que he tocado muy poco: Cielo Total; El de la bicicleta y Ojitos Negros (canción nortina y dedicada a la nieta de su pareja).

– ¿Cómo evaluarías este año artístico en medio de la pandemia?

A los fondos uno tiene que postular y como yo estaba metido en lo de las ventas, no los veía mucho, estos fondos de cultura como estaban dirigidos a la reactivación del circuito artístico local, eran más accesible obtenerlos. 

– De aquí a diciembre, ¿Cuál es tu proyección?

De alguna manera la pandemia me hizo un poco bien, porque descubrí esto del negocio de los instrumentos y eso me da más tiempo para hacer canciones, porque en un tiempo sin pandemia, tocaba viernes y sábado y no tenia tiempo para nada. De alguna manera esto me favoreció un poco, estoy componiendo, grabando y tocando canciones y las voy mostrando.

– ¿Algún disco en el horizonte?

No sé si será tan necesario, es mejor ir haciendo canciones de a una e ir tirándolas por redes sociales y, tal vez, hacer un disco de 6 canciones.

Tengo varias canciones nuevas, algunas terminadas, otras por terminar.

– ¿Cuál es tu ideal como cantor?

Poder vivir de la música y girar haciendo lo que uno hace, lo que uno construye. Pero un anhelo más alcanzable es que la canción de uno le llegue a alguna persona y lo haga mejor, o más feliz, con eso basta. Cada persona se imagina las canciones y las recibe de distinta manera, se imagina distintas cosas.

Una vez me invitaron a un festival en Copiapó y canté una canción que se llama Francisco sobre el personaje de un barrio y se me acercó un joven y me dijo sabes que esta canción me encanta y podría tocarla yo con mi banda, me recuerda cuando era niño y andaba con mi abuelo. Eso es enriquecedor, es un pago para el alma.

TENGO MÁS TIEMPO PARA TOCAR

– ¿Cómo crees que va a ser el tema con las audiencias ahora que se está avanzando en mayores aperturas a propósito de la pandemia?

Va a pasar un largo tiempo para que todo se normalice o sea como era un poco antes, pero sin duda que la tecnología llegó para quedarse, más masivos van a seguir siendo las cápsulas, los conciertos on line y ya hay algunos bares que están poniendo música en vivo, pero no estoy ni apurado ni nada por tocar, porque tengo más tiempo para crear.

Pero claramente va a ser distinto, complicado para los músicos sobre todo porque la mayoría trabajamos sin ningún tipo de contrato, algunos damos boletas y ahí siempre un poco fuera del sistema, va a ser difícil, pero hay que seguir y ver que pasa porque las cosas no están bien, el país tampoco, más allá de la pandemia.

– ¿Qué mensaje le dirías a alguien que se interese en ser cantor?

Si alguien quiere ser artista lo va a ser, como sea, básicamente es decir que es muy lindo y gratificante estar en este camino, que no es fácil para nada, pero se disfruta, se enriquece el alma. Igual es complejo, que escasea el dinero, pero hay que echarle pa’ adelante.

Tal vez decir que estudien una carrera, no sé profesor o algo ligado que te permita tener ingresos, yo me lancé no más, no estudié nada y seguí el instinto, pero lo mejor sería estudiar un poco.

– ¿Ha valido la pena ser cantor?

Ha valido, lo ha valido, lo he pasado bien, lo he pasado mal, lo he pasado super, de todo, de dulce y de agraz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s