LA ALTA DEMANDA PARA INGRESAR A LA CARRERA DE MEDICINA Y SU IMPACTO EN LOS PROCESOS DE ADMISIÓN

Como lo ha planteado UNESCO y los programas de equidad e inclusión en el acceso a educación, los talentos están distribuidos igualmente sin importar el nivel socioeconómico. La Universidad de O´Higgins (UOH) ha propiciado sistemas de ingreso a las carreras que ayuden a disminuir sesgos, tales como el Programa de Acceso a la Educación Superior (PACE). Por otra parte, lo que ocurre en la carrera de Medicina a nivel nacional merece un análisis aparte.

En el primer proceso de admisión de la UOH, en el 2017, ocurrió un hecho sumamente llamativo. Ese año postularon 1.541 personas para ganar uno de los 25 cupos que ofrecía la carrera de Medicina, o sea 61.6 postulaciones por cupo, lo cual la situó por lejos como la carrera con más postulaciones de todo Chile. Lo anterior es una anécdota, pero lo cierto es que Medicina constituye una carrera altamente demandada en todas las universidades que la imparten.

La principal vía de ingreso a la carrera de Medicina en Chile es mediante puntaje de PSU o PTD (ex PSU). Los puntajes de ingreso suelen ser muy elevados y aún más si se trata de una universidad pública. Por ejemplo, en el 2020 el puntaje mínimo de ingreso en la Universidad de Chile fue 777. En la UOH el puntaje de corte fue 738 para el mismo periodo.

De los 100 colegios con mejores puntajes en la PTD de este año, sólo dos corresponden a colegios municipales. Esto impacta en la admisión a Medicina a nivel nacional, en donde la mayoría de la matrícula se la llevan estudiantes de colegios no municipales. De los matriculados a Medicina UOH en el 2021 el 22.6% proviene de colegios municipales, menos de la mitad que en otras carreras de la misma casa de estudios.

Una de las explicaciones para esto se basa en que a mayor nivel socioeconómico mejor resultados en las pruebas de acceso universitario, argumento sustentado en que el acudir a colegios particulares garantiza una mejor preparación para la prueba de selección, sin tener necesariamente relación con los talentos ni motivaciones de los y las estudiantes.

En mi experiencia dirigiendo la carrera de Medicina UOH, suelo explorar las motivaciones que llevan a los mechones a ingresar. Se repiten año a año los mismos tópicos: altruismo, vocación social, inquietud intelectual. Siempre me ha llamado la atención que esos tópicos son aplicables para prácticamente cualquier carrera. Pienso que, dado el sistema de ingreso universitario en Chile, el único denominador común de prácticamente todos los estudiantes de medicina que he conocido es haber superado la barrera de ingreso, o sea la prueba de selección. Las motivaciones personales tienen, lamentablemente, un casi nulo impacto en el proceso de admisión.   

Siguiendo las leyes del mercado, oferta y demanda, es que la carrera de Medicina tiene un enorme “costo de ingreso”, determinado por la necesidad de un alto puntaje en la prueba de selección universitaria, el cual al mismo tiempo está determinado en gran parte por el nivel socioeconómico del o la postulante.

Lo anterior hace pensar en cuántos talentos y personas con profundas motivaciones quedan fuera de carreras tan demandadas como Medicina. Con esa convicción es que debemos replantear los sistemas de ingreso universitario, evitando replicar las inequidades sociales que tan evidenciadas han quedado durante el último tiempo.

Mario Torres González

Jefe Carrera de Medicina, Escuela de Salud

Universidad de O’Higgins

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s