CODEGUA: 12 AÑOS PARA AUTOR DE FEMICIDIO FRUSTRADO

El hecho ocurrió en octubre de 2019 en el hogar de la víctima.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua condenó a Juan Antonio Acevedo Zúñiga a la pena de 12 años de presidio efectivo, en calidad de autor del delito frustrado de femicidio. Ilícito perpetrado en octubre de 2019, en la comuna de Codegua.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por las magistrados Sergio Allende Cabeza (presidente), Óscar Castro Allendes (redactor) y Cristián Fredes Hernández– aplicó, además, a Guerrero González las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de dos tercios de las costas del proceso.

Asimismo, Acevedo Zúñiga deberá purgar 61 días de presidio, con la accesoria de suspensión de cargo y oficio público durante el tiempo de la condena, como autor del delito de amenazas.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso del elemento metálico incautado.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 13 de octubre de 2019, Guerrero González concurrió hasta el lugar en que se encontraba la víctima, ubicado en la plaza parroquial de Codegua, donde procedió a agredirla en varias oportunidades con un trozo de fierro en la cabeza, provocándole una fractura en la bóveda craneana, un TEC complicado y una contusión de antebrazo izquierdo, lesiones graves que, sin los auxilios brindados, pudieron resultar mortales.

Agresión que fue detenida por la intervención de S.G.A., encargado de un negocio ubicado en la plaza parroquial, quien redujo al condenado: “En las cercanías de un muro, pero aquel, en ese mismo instante, extrajo de uno de los bolsillos delanteros de su pantalón, un arma blanca, una parronina, de 10 a 15 cm de longitud, al tiempo que le manifestaba: ‘ya la maté, ahora te voi a matar a ti’. En virtud de tal situación, optó por soltar al agresor que escapó del lugar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s