PLAN PASO A PASO Y POBREZA: FACTORES ATENUANTES EN LA REGIÓN DE O’HIGGINS

¿Qué papel ha cumplido la desigualdad económica en la gestión de la pandemia? Usando datos oficiales del último semestre sobre casos confirmados de COVID y pobreza para todas las comunas de la Región Metropolitana (RM) y la Región de O’Higgins (4.500 datos aprox.), analizamos el desempeño del Plan Paso a Paso. Los resultados dan cuenta de diferencias socio-económicas sistemáticas abismantes en cuanto la efectividad del plan.

Usando técnicas estadísticas, la evidencia indica que en ambas regiones la aplicación efectiva de este Plan está asociado a una disminución de casos confirmados por comuna. Sin embargo, al momento de separar estos efectos por los distintos niveles de pobreza encontramos evidencia mixta: descubrimos que la cuarentena mantiene la tasa de casos confirmados cercana a un 6% en las comunas pobres de la RM y que este porcentaje baja a un 3% en las comunas ricas de la misma región.

En la Región de O’Higgins, en cambio, no vemos los mismos efectos: el Plan Paso a Paso disminuye la tasa de casos confirmados de COVID en igual proporción en todas sus comunas, independientes de su realidad socioeconómica ¿Por qué? Según datos oficiales, las comunas de nuestra región son dos veces más pobres que las de la RM.  Ésta podría ser una de las explicaciones de este fenómeno, sin embargo, creemos que el factor determinante que permite que la estadística no tenga grandes variaciones tiene relación con que O’Higgins tiene bajos niveles de densidad poblacional (110 personas por km2) comparados con los de la RM (casi 6.000 por km2).

Al respecto, hay varias moralejas. Primero el COVID no afecta a todas/os de la misma manera, los efectos del Plan son distintos: factores como los niveles de desigualdad, el hacinamiento y el trabajo precario influyen en sus resultados.

Segundo, creemos que el Plan no está diseñado ni adecuado para las distintas condiciones que tienen las comunas del país. Existen factores como la baja densidad poblacional, el nivel de ruralidad y la conectividad entre comunas que deben ser contemplados a la hora de la aplicación de estas políticas públicas, ya que, a nuestra consideración, podrían atenuar los efectos del COVID de manera transversal. Esta discusión, ciertamente, pone en tela de juicio la efectividad de estos planes nacionales, en que, por ejemplo, se aplican cuarentenas estrictas (donde no existen permisos de movilidad y por lo tanto se restringe el acceso a alimentos) y se propone el sistema de “delivery” como un facilitador en la obtención de productos de necesidad básica, sin considerar los niveles de pobreza y las diversas realidades territoriales.

Héctor Bahamonde
Profesor Asistente
Instituto de Ciencias Sociales
Universidad de O’Higgins

Carolina Rodríguez Molina

Estudiante 3er año, Ingeniería Comercial

Universidad de O’Higgins

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s